No estás conectado. Conéctate o registrate

¡Menuda mierda de máster!: Construyendo (IV) ¡La Seguridad!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Korsakoff

avatar
Cabronazo epico
Cabronazo epico
Los dorados cabellos de ella caían arremolinados sobre el terso busto de él. Se miraban, tiernos, diciéndoselo todo sin palabras, dos amantes envueltos en la bruma enloquecedora de la pasión.

- Gwendoline – dijo él con dulzura, mirándola con sus penetrantes y almendrados ojos de elfo.
- Me llamo Ealendil – respondió ella, haciéndose cargo de que se conocieron ayer.
- Pues eso, Gwendoline, que estando aquí abrazados, estaba pensando... ¿no habrá alguien en la aldea con una enfermedad así como terminal? ¿Un niño leucémico o algo así? Alguien a quien no le venga mal una eutanasia de buen rollete.
- ¿Lo cualo? – espeta Gwendigoooo Ealendil, incorporándose y quedando sus generosos pechos decorosamente tapados por su cabellera. Viciosos. Que sois unos viciosos.
- A ver, que estaba yo con el mediano “Ojoloco” Bug haciendo la misión que nos ha mandado el alcalde de matar a los lobos, cuando un huargo se me ha tirado encima y me ha destrozado a dentelladas. Entonces estando en el proceso de palmarla de repente se me ha aparecido la Parca, la Muerte vamos, y me ha dicho que si en dos días conseguía un sustituto pues que me dejaba vivir.
- ¿¿Qué??
- Eso dije yo, que menudo chollo, pero luego dijo que tenía que ser un inocente, y aunque le intenté regatear que si quería un sustituto lo de inocente como que sobraba, pues no dio lugar. Entonces se me ocurrió probar con Sussanne, la que la dejó plantada el novio bandido...
- Se llama Mary Anne.
- La que sea. Que entre lobo y lobo descubrimos una nota del novio de esa, que parece ser que la ha cascado de mala manera, así que, total, para estar viuda lo mismo le daba estar muerta...
- ¿¿La has matado??
- La idea era darle un “empujoncito” cuando le dí la noticia al lado del pozo, aprovechando que me abrazó desconsolada. Pero pesa un montón y casi se da cuenta. Tuve que decirle que así es como meten mano los elfos para que no se pensase nada peor.
- … entonces ¿vas a morir mañana?
- Bueno... después de eso me vine para acá y dije “pues un polvete y luego si eso ¡zasca!, vivo y aliviado”, pero como que ahora mismo no me siento muy a gusto con la idea. Por eso lo de preguntar si hay algún deshauciado al que pueda aligerarle el calvario. Hoy por mi, el muerto al hoyo, que dice el refrán.

Ella lo mira, muy seria. Poco a poco, estalla en una risa cristalina, alegre y jovial.

- Ja, ja, ja, desde luego, que imaginación tenéis los bardos... - Se lanza a sus brazos.
- Ah, si, ya ves. Una imaginación tremenda – dice él girando los ojos – … por cierto... tu hermano antes era aventurero ¿a que sí? Se le vé fuerte, y nos vendría bien una manita para una cosa que ha pasado en el pozo, nada peligroso, más que nada es por tener más lazos con la familia...

Apenas cuatro horas después, el valiente cuñado de Astrafel, el bardo élfico, murió en una terrible emboscada por parte de trescientos goblins, o más, en un túnel bajo el pozo, actualmente inaccesible, tal y como atestiguan sin sombra de duda Astrafel y Bug, que a duras penas pudieron salir ilesos de la terrible batalla. Su nombre será eternamente recordado por su hermana, sus amigos, y su pueblo.

Moraleja: nunca te fíes de un elfo. NUNCA.






Próxima reviú, Dungeon World. Mencantó jugar un bardo, oyes.


Toca por fin ir cerrando esa serie de artículos gargantuescos sobre las casicas en el rol. ¿Que serie? Pues esta que linkamos a continuación, para tu disfrute y aniquilación de retinas:

Construcciín (I) Nociones Básicas
Contrucción (II) Partes del Edificio
Construcción (III) Urbanismo

Dedicada toda ella a aportar información relevante e irrelevante sobre como son las casas en la realidad, por si quieres hacer tu partida desagradablemente real. Y hoy toca ¡la seguridad!

¿A que te refieres con La Seguridad?

Básicamente, a todos los añadidos que se le ponen a un edificio para prevenir que alguien haga cosas que no debería hacer.

Lo cual me lleva a hacer un paréntesis para arrancar de tu rasudera todas las ideas dungeoneras acerca de la seguridad. Mal, error, vais, vais.

La Seguridad NO son trampas

Una trampa suele ser algún tipo de mecanismo diseñado para cazar algo. Es decir, un cacharro que se oculta en un lugar para que el futuro acompañamiento del arroz se coloque a su alcance, sin darse cuenta de su presencia, siendo debidamente descogotado y/o inmovilizado de forma súbita, y quedando disponible para la recolección futura por parte del trampero.

El objetivo de la trampa es capturar, vivo o muerto, algo. El objetivo de la seguridad, en cambio, es evitar que algo sea dañado (entendiendo el daño a lo legalista: puede ser daño a la propiedad, si te roban, no simplemente vandalismo).

Yo creo que el tema de las trampas en los dungeon viene de toda la iconografía tradicional del asalto de tumbas: esas pirámides con trampas de arena, maldiciones, etc. En esos casos eran, efectivamente, sistemas de seguridad con intención de prevenir el saqueo de la tumba aún en el caso de que no existieran guardias. Muy poco sutiles (hacer caer una tonelada de arena sobre el túnel de acceso... merito tiene, pero sutileza...) y de un único uso; pero tratándose de tumbas que en un principio no deberían ser transitadas a menudo, bastante apropiados.

Especialmente porque, como los sistemas de seguridad modernos, su existencia no estaba oculta: tal vez el emplazamiento de esas trampas o el mecanismo de activación estuviesen bien escondidos; pero sí que se dejaba constancia de que había trampas (y maldiciones, y lo que hubiera falta) esperando a quienquiera que se atreviese a asaltar la tumba. Prevención del riesgo a través de publicitar la existencia de medidas de seguridad.

Por tanto, si vas a plantear medios de seguridad en una partida realista, deberías huir del concepto “trampa”, y tomar por bandera los conceptos “barrera”, “disuasión” y “vigilancia”. El objetivo es evitar que cualquiera (no solo los pejotas, sino cualquiera) dañe lo protegido; pescarlos o no es totalmente secundario. Tan secundario es, que en la realidad sólo se montan “trampas” cuando alguien ha sorteado los medios de seguridad, y se emplean las grabaciones (o las pistas que hubiera dejado al inutilizar las protecciones) como guía para preparar una trampa adecuada para ese alguien.

Porque siempre se repite el mismo truco dos veces. ¿Que podría salir mal? La anterior vez todo fue sencillo y no te pillaron. Está claro que no han hecho nada para mejorar el sistema y sólo han pasado dos días. Facilísimo. No hay riesgo y ya te sabes el camino.

Claro. Más te vale que la segunda vez te lleves una muda limpia. En los calabozos nunca se sabe.



No es el tipo de seguridad de la que voy a hablar. De hecho, no se en que momento un goblin puede sentirse seguro en ese pasillo.

La seguridad es más barata que aquello que debe ser protegido

De perogrullo, ¿verdad? No tanto, si nos ponemos a echar cuentas de las morteradas que deben costar los medios empleados para proteger tal o cual cosa en las películas.

Si en tu partida algo debe ser protegido, deberías plantear tanto el coste de ese algo, como los recursos de los que dispone su propietario. Algo que pueda ser sustituido, por caro que pueda ser, o por mucho tiempo que pueda requerir su sustitución (dilatando los plazos del Plan Maquiavélico) difícilmente debería ser tratado por un Antagonista inteligente como un recurso a proteger a cualquier costo, con cualquier medio, y a pesar de cualquier condición. Lo normal sería que dedique a lo sumo un 50% de su coste a medios de seguridad (eso ya sería una bestialidad, porque la seguridad se paga a lo largo del tiempo -personal, modernización de equipos, reparaciones-, no de una sola vez), y por otro lado intente asegurarse el acceso a otro sustituto. O varios.

Aún en el caso de elementos invaluables, el presupuesto para defenderlos es un límite insuperable, y estando dentro del marco de partidas realistas nunca debería asumirse que existen recursos infinitos. Tal vez el custodio necesite un patrón superior que pueda proteger debidamente el elemento... incrementando así la lista de enemigos de los pejotas con un nuevo antagonista mucho, mucho, mucho más rico. Y quizás más proclive a negociar. O todo lo contrario.

Roleiramente: Sin tener que llegar al punto de pedir presupuestos, puedes hacer unos números gruesos para valorar de cuanto cash dispone tu villano.

- Barreras y otros dispositivos estáticos: Multiplica por X el coste estimado del edificio en total. Multiplica también por X el tiempo que tardarán en penetrar cada defensa en condiciones “normales”. O usa otros multiplicadores menores; es una simple sugerencia.

- Personal y otros medios de disuasión: En muchos manuales hay referencias a costes de contratación de mercenarios o similares; amplía el coste cuando pretendas que se jueguen la vida (¿cuánto? Pues es como los seguros; cuanto más improbable sea que tengan que llegar a jugarse la vida, menos dinero requerirán), o si es equipo, para que resulte tan intimidante como para exigir tiradas para enfrentarlo.

- Vigilancia: Actualmente un sistema de videovigilancia con emisión/recepción de sonido y almacenamiento de los datos es accesible a prácticamente cualquier mortal interesado en tener uno de esos. El coste se incrementaría si la ambientación está situada en el pasado (y se podrían eliminar partes, como el audio o el color), y me temo que en el futuro directamente sería absurdo pretender que a uno no lo han podido grabar desde distintos ángulos con miles de cámaras que ni siquiera pertenecen al protector; la cosa pasaría más bien a determinar hasta que punto ha podido evitar ser reconocido. Puede valorarse el coste de a quién avisa el sistema de vigilancia: personal propio, seguridad externa (diversos grados desde protección de inmuebles hasta mercenarios), fuerzas del estado.





¡Si tu vecino puede, el Malvado Archivillano TAMBIÉN! ¡Acabemos con el vandalismo heróico!



Barreras

Un perímetro cercado, una caja fuerte, tiburones robóticos... una barrera es algo que impide un acceso cómodo al bien protegido.

¿Que significa eso? Que su función es retrasar al atacante. Nada más. Se dá por supuesto que tarde o temprano vas a poder saltar todas las vallas, practicar un butrón a la caja fuerte, o entretener a los tiburones robóticos. La cuestión es ¿cúando lo has podido hacer? ¿Cuando todas las fuerzas de seguridad del estado en 300 kilómetros a la redonda saben que estás asaltando algo y tienen tu jeto a través de los sistemas de grabación?

Y es que eso es otro tema a tener en cuenta: muy rara vez los “medios de intervención” (policía, GEO's, seguridad privada, ejército) disponibles están circunscritos sólo al lugar asaltado. Lo normal es que estén en sus propias bases preparados para acudir allá donde haya una alarma, y además, haya alguno en el propio lugar. Siempre debería de existir un apoyo externo, por si los medios internos son sobrepasados.

Así pues, plantea las defensas estáticas en ese sentido; además, suelen ser las más baratas. Cosas duras, pesadas y baratas de mantener. Que los pejotas gasten recursos en termita y otros escandalosamente caros medios de destrucción: el hormigón y el acero siempre serán más asequibles que su equipo portátil (tal vez el precio total sea igual de desorbitante o aún mayor... pero la termita no la consigues en el polígono industrial de tu pueblo, a la luz del día, y con factura para desgravar a Hacienda).

Roleiramente: Prevé un tiempo realista de respuesta por parte de esos “medios de intervención” que se apliquen en tu partida, y úsalo en consecuencia calculando el tiempo que tardan en penetrar el sistema de seguridad. Que cada tirada fallida, cada acción sostenida, cada olvido estúpido haga sentir a los pejotas la presión de una caballería que viene en camino. Acortar el tiempo necesario para “saltar” una barrera debería implicar siempre el empleo de al menos un material o herramienta que puedan quedar inutilizados tras el uso (por ejemplo, unos alicates o una manta contra una valla con alambre de espino). Esos materiales o herramientas dejarán pistas, sean marcas, ellos mismos abandonados, o el hecho de ser tan raros que sea fácil rastrear dónde se robó/compró uno en las semanas anteriores.






Google dice que eso es "Best Wall Defence". La Civilización Occidental se ha ido al cuerno.



Disuasión

Una trampa tiene que ocultarse porque... bueno, si no está oculta, pasas por otro sitio. La seguridad, en cambio, tiene que mostrarse para que decidas ir a trastocarle la propiedad a otro.

Esos mismos muros anteriores ya son un mensaje claro: si quieres entrar, vas a tener que sudar. Vas a tener que invertir en equipo. Y encima, vas a tardar tanto que aún te van a poder pillar justo al salir con el botín. De ese modo, sólo los más motivados se atreverán a meterse en el berenjenal.

Es por eso por lo que se siguen poniendo guardias a la vista, en lugar de limitarse a emplear cámaras de seguridad. Una cámara disuade un poquito, porque sabes que te van a grabar si decides liarla parda. Un señor armado disuade más, porque sabes que te puede moler los riñones si se te ocurre liarla parda. Incluso aunque ese señor pase olímpicamente de complicarse la vida y, llegado el caso, decida que ojos que no ven, espalda que no sufre, su presencia habrá disuadido eficientemente a más de un potencial asaltante.

Roleiramente: Tal vez te suene el chisme ese de que la URSS en sus últimos años paseaba tanques de cartón en los desfiles, o algo así que hizo también Patton en la Segunda Guerra Mundial. Aplícalo sin vergüenza ninguna. Treinta guardias mal pagados y peor motivados disuaden más que tres ex-boinas verdes. Aparte de que siguen siendo sesenta ojos contra seis, y que una cosa es estar poco motivado como para meterse en una pelea con un pejota heroico, y otra estar tan chalado como para no pedir ayuda al exterior a la que un grupo de profesionales petados de equipo futurista se cuela a robar.
Por supuesto, también pueden ser diez mal motivados y dos navy seals. Equilibra el presupuesto al gusto.






Si ÉL considera apropiado huir de los guardias aunque menosmolen mil en comparación, tus pejotas ni te cuento.



Vigilancia

Más allá de la patrulla que repite su recorrido una y otra vez (Nota para tu partida realista: cuando hay medios o profesionalidad, NUNCA se repiten patrones de vigilancia. Ni de desplazamientos. Ni nada.), las sempiternas cámaras, la viejalvisillo... la vigilancia no es tanto el hecho en si de la observación, como el hecho de la existencia de un medio de actuación X (por ejemplo, comandos asesinos de la muerte mortal) dispuesto a presentarse en el lugar de la cosa protegida a la menor señal de amenaza detectada.

También podría entrar cualquier acción que pueda llevarse a cabo de forma externa tras dicha alarma; cortar calles, sellar salas, activar el sistema antiincendios basado en llenar la sala de anhidrido carbónico (sólo es una sugerencia, sólo una sugerencia)... si la cosa protegida es TAN valiosa, lo lógico es que aparte de los millones de obstáculos interpuestos, haya alguien mirando desde fuera que todo vaya correcto.

Todas y cada una de las partes. No sólo esa cámara que se hackea en la película para quedar guay: el retraso de la patrulla, el nuevo tipo de mantenimiento que sustituye al de siempre (que para más cachondeo es el cuñao del malo maloso: el nepotismo también puede joder a los pejotas), ese trozo de ropa que se ha quedado enganchado en tal o cual sitio...

Además, la vigilancia no se limita a “dar la alarma” cuando ocurre lo que no debería ocurrir. También sirve para que, cuando ha ocurrido y no se ha podido impedir, se recaven una cantidad escandalosamente alta de pruebas, indicios y pistas sobre qué ha pasado concretamente, pudiendo estrechar el cerco sobre potenciales sospechosos.

Roleiramente: Cuanto más se haya invertido en seguridad, más probable debería ser que alguien se percate de que algo no va exactamente como debería ir; y esa probabilidad debe incrementarse exponencialmente a medida que pasa el tiempo (llegando a un punto en el que casi debería darse la “certeza de alarma”: en X tiempo salta). Teniendo en cuenta que lo de burlar sistemas de seguridad no debería tratarse nunca como una tarea trivial, esto implicaría hacer tiradas de “alarma” cada vez que los pejotas no logren superar las suyas con críticos o éxitos muy amplios.

Por supuesto, sólo implica la tirada con un margen pequeño (a tu gusto) de que salte la liebre. Pero así quedará más claro que cada acción cuenta, y quizás hasta se les meta en el cuerpo el miedo a ser descubiertos cuando no sabes dónde está quien te puede ver.

Aparte, toma nota de cada fracaso o tontería cometida por los pejotas. Serán las pruebas que, más temprano que tarde, pondrán a los asaltados sobre su pista (¿Tal vez antes de que puedan ponerse a salvo fuera del país? No, nada, otra sugerencia...).






También pudiera ser que el vigilante en cuestión tenga más peligro que lo que sea que esté pasando. Menuda broma ¿eh?


¡Pero yo quiero ponerles una trampa!

Bueno, ya esta dicho: eso no es práctico cuando lo que quieres es que el personal no te toque las narices. Poner una trampa es tocarle las narices al personal. Por eso en la realidad, eso sólo se suele hacer cuando alguien ya ha tocado las narices, y se espera que vaya a repetir la jugada.

¿Por qué repetir la jugada? Hay muchas razones:

- Porque si invirtió poco para saltarse la seguridad, sea por suerte, por habilidad extrema o por lo que sea, se habrá tomado a pitorreo lo que hay. Repetirá seguro, pensando en que le roba un caramelo a un niño.

- Porque si invirtió un pastizal y prácticamente se ha limitado a cubrir costes con su asalto, bien puede pensar en repetir la movida para mejorar la relación coste/beneficio. A nadie le gustan las victorias pírricas.

- Porque la gente es gilipollas y ambiciosa. Que viene a ser un resumen de los dos anteriores, y de cualquiera que se te ocurra.

Por tanto, una vez realizada la intrusión, es totalmente viable un escenario en el que se planteen las trampas más grotescas y absurdamente sobredimensionadas enfocadas única y exclusivamente a los intrusos que probablemente pretendan repetir su hazaña. Por lisssssssssstos.

Roleiramente: Tienes las pistas de por donde pasaron: eso permite plantear el recurso de “Entraron por aquí” para los PNJ's, incluido el más detectivesco “y además cambiaron su plan, como se deduce de estas rozaduras”. A poco que puedas justificarlo, eso llevará a que tengan fichados a los pejotas, tal vez no oficialmente, pero casi seguro que a alguno lo podrán tener en el punto de mira.

También podrán deducir un número de participantes, y posibles roles de los mismos. Eso incluye deducir que haya alguno de soporte externo. En resumidas cuentas, plan realizado, plan reventado.

Con todo eso, ya es sólo cuestión de lo deportivo que quieras ser a la hora de ponerles la trampa. Puedes ser rastrero en grado sumo, focalizando los esfuerzos en el miembro más torpe que ni siquiera entra en la zona de seguridad. Puedes hacer ligeros cambios en los sistemas. Puedes incluso convertir algo en letal, si el propietario está dispuesto a tanto. En cualquier caso, deberían ser extremadamente hábiles para que ni siquiera uno caiga en tus garras... y teniendo uno, ya se puede negociar y/o interrogar. Que viene a ser lo que pasa en la realidad.






"Han sido los pejotas, se vé en el reflejo de la pupila del perro de la foto"

Bonus track: Los láseres

No sabía por donde meterlo, así que lo casco al final. Los láseres, detectores de movimiento, y todas esas cosas que hay que hacer humo para verlas y contorsionarse como un gusano epiléptico para pasar entre ellos: si, ponlos, pero a ver dónde y cómo. También, quizás, los cables trampa.

Un sistema detector de movimiento tiene sentido cuando se sitúa en una zona que, en ciertos periodos, no debe ser transitada en ningún caso. Para eso se colocan: en ese momento no debe haber nadie, si lo hay, salta la alarma (o la minigun, o lo que sea). Es decir, son una forma más o menos inocua de añadir vigilancia a un espacio que, el resto del tiempo, tiene que ser transitado sin estorbos. Un pasillo de un museo es el ejemplo típico peliculero que tiene sentido: sería de pésimo gusto poner dos alambradas de espino con sendos guardias en medio de un pasillo del Louvre.

Ahora bien, la sala ultrasecreta del bunker subterraneo del copón bendito, que contiene en su interior la Gema Apocalíptica de Niarlathothep Cuando Está de Mal Rollito... que digo yo que lo normal de esa sala es tenerla directamente al vacío, por si acaso. Y el pasillo que lleve a ella. Con un sensor que mida la presencia de aire, ya se sabe que algo falla, que ahí no debería haber nadie.

O del mismo modo, la guarida de la que no sale el Archivillano ni así se pierda Sálvame. Un sitio lleno de secuaces haciéndole todo tipo de trabajos, hasta los topes de actividad, es una pesadilla para esos sensores. Incluyamos aquí los exteriores: vale que se pongan los sensores sólo de noche, sólo en las ventanas o sólo en los setos justo tras la valla. Ahora dile a las salamanquesas, gorriones, gatos, el mismo aire que menea hojarasca y en general a la Madre Naturaleza que haga el favor de dejar de activar las alarmas.


______________________________________


Ábreme:



Ahora, ciérrame.

per-Alt

avatar
TOP
TOP
Echo de menos multifriki.com :_( se van a quedar sin ver esto.

Korsakoff

avatar
Cabronazo epico
Cabronazo epico
Pues si. Y me temo que es el más útil de la serie xD


______________________________________


Ábreme:



Ahora, ciérrame.

per-Alt

avatar
TOP
TOP
Publicada.

Muy bien eh? El rollete de poner las cosas a efectos de rol es cojonudo.

Korsakoff

avatar
Cabronazo epico
Cabronazo epico
Voy a ver si soy capaz de implementarlo en todos.


______________________________________


Ábreme:



Ahora, ciérrame.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.